Existe una gran posibilidad de opciones de lentes, a continuación haremos una descripción de algunas de ellas:

Las lentes oftálmicas también son conocidos como lentes con fórmula, son utilizadas por aquellas personas con algún defecto refractivo de la visión como miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia.

Existen gran variedad de tipos de lentes, incluso las que permiten desviar los rayos de luz UV cambiando la trayectoria original logrando repeler los rayos Uv de la luz… Con este principio óptico los lentes graduados pueden corregir los problemas refractivos o ametropías.

La geometría de las lentes oftálmicas es diferente y depende del tipo de padecimiento y la graduación de lentes que se tenga que utilizar. La lente está compuesta por dos superficies, una de ellas con forma curvada. Se pueden encontrar lentes cóncavas para personas con miopía, o lentes convexas para padecimientos como la hipermetropía.

Lentes Progresivas
Lentes Bifocales
Lentes de Contacto
Lentes para Queratocono

Lentes de fijación a esclera
Terapia de ortóptica y pleóptica

 

DriveSafe by Zeiss

Poder ver bien es fundamental para una conducción segura porque en la carretera nuestros ojos trabajan sin descanso: están cambiando de enfoque constantemente entre la calle, el GPS y los espejos retrovisores y laterales. El mal tiempo o las condiciones de luz adversas a menudo dificultan la visión.

Las lentes para manejar, monofocales y progresivas, reducen el estrés visual al volante y facilitan la visión de los conductores para que lleguen a su destino relajados y seguros.

Vea mejor durante el día, en condiciones de poca luz y por la noche.

Nuestra pupila cambia de tamaño a lo largo del día: cuanta más luz haya a nuestro alrededor, más pequeña es la pupila, y viceversa.

Las lentes de gafas convencionales no incorporan este cambio a su diseño. Las lentes para manejar destacan del resto porque su diseño optimizado tiene en cuenta el aumento de diámetro de la pupila del usuario cuando conduce con poca luz.

Este diseño también mejora la percepción del contraste, aumenta la visibilidad en condiciones meteorológicas adversas y reduce las posibles distorsiones de la periferia de la lente, sobre todo en lentes progresivas.

Resultado final: mejor visión que permite calcular con mayor precisión las distancias en situaciones de conducción estresantes. Por ejemplo, por la noche o bajo la lluvia, con niebla.

Ingrese sus datos y le llamaremos

Acepto la política de tratamiento de datos.

 

Share This